septiembre 27, 2021
eeuu,-en-llamas-por-un-nuevo-caso-de-violencia-policial

EEUU, en llamas por un nuevo caso de violencia policial

Comparte en redes sociales.

Decenas de ciudades de Estados Unidos, de meta a sur y del Atlántico al Pacífico, fueron atmósfera esta indeterminación de violentos disturbios en protesta por la asesinato de George Floyd, el caso más flamante de violencia policial contra afroamericanos en el país.Un Indianápolis (meta) una persona murió y al menos otras dos recibieron disparos en el transcurso de las protestas que tenían extensión en el centro de Indianápolis, explicó en rueda de prensa el patriarca de la Policía de la ciudad, Randal Taylor, en declaraciones recogidas por la CNN. Las autoridades no han cubo por el momento más detalles de cómo fue el tiroteo y han pedido a los ciudadanos que eviten la zona de los incidentes. Floyd murió luego de que un policía blanco lo inmovilizase, ya esposado, con la rodilla en el cuello durante varios minutos, pese a sus ruegos de que no podía respirar, en una cuadro grabada por un transeúnte. La indignación por ese suceso se ha se ha ido propagando desde Mineápolis, donde se produjo el incidente, a otras ciudades. Una treintena de urbes, entre ellas Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Cleveland, Miami, Dallas e incluso Washington DC, donde los incidentes llegaron frente a la Casa Blanca, fueron atmósfera este sábado de disturbios y enfrentamientos entre manifestantes y policías. “Entiendo el dolor que siente la parentela. Apoyamos el derecho de los manifestantes pacíficos y escuchamos sus súplicas, pero lo que estamos viendo en las calles de nuestras ciudades no tiene nadie que ver con la razón o la paz”, dijo hoy el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Florida, donde asistió al divulgación de un cohete tripulado alrededor de la Tiempo Espacial Internacional (EEI). “La memoria de George Floyd es deshonrada por alborotadores, saqueadores y anarquistas. La violencia y el vandalismo son liderados por la Antifa (movimiento antifascista) y otros grupos radicales de izquierda que aterrorizan a parentela inocentes, destruyendo empleos, dañando negocios y quemando edificios”, agregó. Trump se mostró más conciliador, no obstante, que en la orto del viernes cuando, tras encasillar de “matones” a los manifestantes, aseguró que “cuando empiezan los saqueos, empiezan los tiroteos”, lo que fue interpretado como una amenaza de dispararles. Sin requisa, al tiempo amenazó con activar al Ejercito “muy rápido” si se lo piden para sofocar las revueltas, lo que no sería la primera vez, ya que en 1992, en otros disturbios raciales en Los Ángeles (California), los miligtares apoyaron a la Policía. La Policía parece acontecer ido endureciendo su respuesta a las protestas, incluidos ataques contra los periodistas que las cubren, como las denunciadas en los últimos días en Louisville, Las Vegas, Atlanta, Washington y Mineápolis, donde esta indeterminación golpearon e intentaron detener a un categoría de informadores, entre los que figuraba Efe. Asimismo en Nueva York, un coche patrulla arrolló a los manifestantes que se encontraban cerrándole el camino detrás de una valla, lo que caldeó aún más los ánimos y reavivó la indignación contra la violencia policial. Los detenidos en las protestas, que en muchos lugares van acompañadas de incendios de vehículos, rotura de escaparates de comercios, actos de vandalismo y saqueos, se cuentan por centenares. El toque de queda impuesto en muchas ciudades no ha servido para disuadir a los manifestantes, como siquiera les ha aplacado la expulsión de los policías implicados, el arresto y procesamiento del agente Derek Chauvin, quien presionó el cuello de Floyd con su rodilla, o el anuncio de hoy de Trump de la tolerancia de una investigación para determinar si se violaron sus derechos civiles. Siquiera ha sido disuasoria la activación de la Guripa Franquista, un cuerpo de reserva, para apoyar a las policías locales, en Minesota, Georgia, Kentucky, Wisconsin, Colorado, Ohio y Utah. De hecho, como ocurrió de nuevo hoy en Mineápolis, los manifestantes suelen congregarse a la hora que da manifestación al toque de queda noctívago, esta vez en la zona del Botellín Distrito, donde el viernes una sucursal bancaria y una comisaría fueron incendiadas. En las diferentes ciudades se repiten así las escenas de coches policiales incendiados, carreteras bloqueadas, escaparates rotos y el divulgación de cócteles molotov, así como la respuesta policial con gases lacrimógenos y balas de tirachinas contra los manifestantes. En Filadelfia, los participantes en las concentraciones en el centro de la ciudad vandalizaron un transporte policial e intentaron salir la estatua del exalcalde Frank Rizzo, un exjefe de la Policía ya fallecido con auge de tener mano dura. En Washington se repitieron los enfrentamientos entre los manifestantes y los agentes del Servicio Secreto frente a la Casa Blanca, ayer de que las protestas se extendieran a otros puntos de la haber, donde se registraron incendios y saqueos. En Pittsburgh varios policías resultaron heridos en los disturbios de esa villa de Pensilvania, mientras que tres periodistas sufrieron lesiones tras ser atacados esta vez por los participantes en las protestas. Asimismo hubo en Seattle, en la costa oeste, varios agentes del orden y manifestantes resultaron heridos en las protestas, que durante varias horas habían sido pacíficas, pero “la multitud se volvió violenta y agresiva, y comenzó a tirar botellas contra los oficiales”, dijo la Policía. En Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada del país, donde asimismo se declaró un toque de queda y se activó la Guripa Franquista, los disturbios se extendieron por toda la ciudad y llegaron incluso a los barrios adinerados de Beverly Hills y West Hollywood, donde se dieron escenas de saqueo. Asimismo se registraron enfrentamientos violentos con la policía antidisturbios y actos de vandalismo que incluyeron la fuego de coches policiales y cristaleras rotas. Los incidentes recordaron e hicieron temer que se repitieran los graves disturbios de 1992 por la absolución de los policías blancos que dieron una paliza al afroamericano Rodney King, que se saldaron con más de 50 muertos y 2.000 heridos. La indignación por la asesinato de Floyd ha apurado al mundo de las celebridades con mensajes de protesta y dolor de figuras como Beyoncé, Madonna, Billie Eilish, Mia Farrow, Cardi B, Ariana Noble, John Boyega, Justin Bieber, Demi Lovato, Jamie Foxx, Viola Davis, Lupita Nyong’o, Ava DuVernay o Janelle Moná. “Estamos rotos e indignados. No podemos arreglar este dolor. No estoy hablando solo en nombre de la parentela de color. Seas blanco, sombrío, cobrizo o cualquier color entremedias, estoy segura de que te sientes desesperanzado por el racismo que está sucediendo en EE.UU. ahora mismo”, escribió Beyoncé en su cuenta de Instagra.Políticasociedad

You have not selected any currencies to display